viernes, 12 de septiembre de 2008

Lidia11

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

10 comentarios:

Edurne dijo...

Por Diossss, no será La santa Compaña, no???

Y yo que creía que lo que tenía en clase eran visiones, fantasmas de los de cuerpo de arena en forma de locos enanos que no paran de dar la lata...!

Qué miedo me está dando esto, casi más que volver a mi clase cuando suene la sirena, jejejeje!

Y esos caminantes arrastrando los pies, repitiendo palabras que no se entienden... y el humo tóxico, y los vómitos, y los animales que reptan y les rozan y........ Socorrooooo, que alguien los saque de ahí!

Una ET en Euskadi dijo...

En un curso de inglés leímos 1984 de George Orwell, y luego vimos la película. El ambiente me hace acordar a esa novela, obviamente no tiene nada que ver pero me recuerda...
Ahora me parece que tu novela está ambientada en el futuro

Juanjo Merapalabra dijo...

Vida, algo de vida, aunque parezca triste y murmurante. Con lo curioso que soy, ¿quienes serán?

moderato_Dos_josef dijo...

"Y nos quedamos dormidos abrazados los tres para defendernos de los animales que no existían." Me gusta esa frase, y el misterio de las quince personas que le da un tono amenazador a tu historia. Saludos!

Anónimo dijo...

Mila dijo:
Me encantan las novelas apocalipticas. Además me parece un tema interesante para una novela juvenil. A ver qué pasa con esos quince.

Maria Coca dijo...

Sigo caminando junto a ellos tres...

Diego Flannery dijo...

...sombras y figuras de arena, la imaginación vuela y las percepciones enloquecen sin modulación y control...la soledad y la marcha, como una perigrinación a la nada, van deteriorando a nuestro trio de aventuras. Espero con ellos detrás de las rocas para ver a esos caminantes misteriosos.
Abrazos Enrique
Diego

Arcángel Mirón dijo...

Creo que llegamos a un punto bisagra.
No sé (lógico) quiénes son esos caminantes, pero algo cambió: la soledad inabarcable de esta tremenda historia dejó de ser tan inabarcable. Hay gente. Hay otros.
Algo pasará, seguro, y me tranquiliza a la vez que me acelera el pulso.

Magia de mujer dijo...

Obviamente ahora estoy curiosa por la fila de caminantes... lo primero que se me vino a la mente fue: "oh! que no sean unos sobrevivientos de alguna secta religiosa extraña" jajajaja pero pensándolo bien, quienes sean; son otras personas que pueden traer datos importantes del estado del mundo a la altura de donde va la historia. Yo también tengo miedo :( pero sigo aquí, enfrentándome con lo que venga jaja. Saludos!

Aurora Paez dijo...

Zombis, seguro que son zombis venidos del más allá o muertos vivientes. ¿Os acordais de la magnífica película de "la noche de los muertos vivientes? pues eso, que van a por ellos.

"ay mamaita ita ita quien será, cállate hijita que ya se irá"

Nena