martes, 14 de octubre de 2008

Lidia36

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

11 comentarios:

Belén dijo...

Ay... a mi tampoco me ha dado mucho ánimo la historia...

Besicos

Mi vida en 20 kg. dijo...

Pobre padre, hace lo mejor que puede y al final se da cuenta que metio la pata....bueno animo...no creo que ese sea el final de ellos...que se apuren que ese brazo requiere ayuda.

moderato_Dos_josef dijo...

jajaja menuda historia para contarles ahora je... sigo!

Aurora Paez dijo...

Pues a Caperucita se la comió el lobo, así que no se yo...

Diego Flannery dijo...

¿Dar ánimo o decir la verdad? ¿Qué privilegiar en estos momentos? Aunque nuestros tres mosqueteros mueran en la partida, nosostros, recordaremos sus acciones.Y...si no lo atendemos pronto...papá será en próximo.

Una ET en Euskadi dijo...

Si papá, eres único para dar ánimos...a ver, igual más tarde se acuerda de los valientes viajeros del Challenger y les cuenta la historia...
Quisiera volver a ver un poco de luz en su camino...
Hasta luego

Bea dijo...

La historia del capitán Oates me ha fascinado. Es verdad que no da muhos ánimos, tiene razón Lidia, pero la historia de Oates es alucinante.

Meiga en Alaska dijo...

Yo sólo espero que el padre no esté, así por lo bajini, hablando de sí mismo también al hablar del capitán.
Besos

Edurne dijo...

Ay, eso mismo que comenta Meiga lo estaba pensando yo, y me ha dado un pálpito que no me ha gustado nada, pero nada, nada...
Y también es cierto que la historia del capitán Oates ha sido fascinante, aunque no terminara ni medio bien!
Quiero pensar que nos tienes así, un poco perdidos y angustiados y nos cuentas historias de héroes, mientras te apiadas de los nuestros y les encuentras una "salida"...
Esperaremos (qué remedio!)
Pero, a Caperucita... no se la comió el Lobo, no? Que ella era mucha Caperucita para semejante Lobo! Así que nuestra Lidia, su progenitor y el encanto de Carlitos... no van a desfallecer, ea, he dicho!

Juanjo Merapalabra dijo...

Jejejeje, me gusta que el padre tampoco sea superman. Sigo aquí, ánimos a ti para seguir con la novela. Aunque no pongo ningún ejemplo no vaya a ser que...

Haldar dijo...

Yo creo que por lo menos uno de los 3 va a sobrevivir. Tal vez sea Lidia. No creo que el padre dure mucho, en las condiciones en que se encuentra, minimo un brazo pierde, si no la vida.