jueves, 1 de diciembre de 2011

Anticipación


“Tendrás un hijo que acabará contigo”, me dijo la tarotista.

“Cortaré por lo sano, cabroncete”, dije al amputarme el miembro de un tajo.

2 comentarios:

Begoña dijo...

Siempre nos puede el sentimiento de controlar a la vida, y la vida nos acaba controlando a nosotros. Lo queramos o no.
Saludos

Enrique Páez dijo...

Cierto. Aunque yo tengo como lema en la firma de mis emails una frase de Borges que dice: "El tiempo es un tigre que me devora, pero yo soy el tigre".