martes, 31 de agosto de 2010

Jairo Aníbal Niño, In memoriam

"Todo se imaginó Supermán, menos que caería derrotado en aquella playa caliente y que su cuerpo fundido serviría después para hacer tres docenas de tornillos de acero, de regular calidad."
(Fundición y forja, Jairo Aníbal Niño).

En Bogotá, el 30 de agosto de 2010, ha muerto a los 69 años de edad uno de los escritores infantiles más leído y "contado" por los narradores latinoamericanos. Este pequeño cuento que le dedicó a Supermán parece ahora una autobiografía.

3 comentarios:

Edurne dijo...

R.I.P
No tenía el gusto, pero ahora mismo me voy a buscar algo sobre él...
Gracias!

Una ET en Euskadi dijo...

Yo tampoco lo conocía, pero el microcuento se las trae.
Estuve leyendo -un poco- de la crónica de Río, que tampoco conozco, pero todo parece maravilloso con solo nombrar a Río. Me alegra que la hayan pasado tan bien, que haya sido productivo.
Lamento la muerte de Niño, la crónica fue un canto a la vida

Belkys dijo...

Enrique no te das una vuelta por mi blog y tú impulsas lo que tocas. Está a viva voz: Ella del aire. Lo conté hace días atrás, sin imaginar su despedida. Un abrazo