sábado, 2 de enero de 2010

Patricia

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

4 comentarios:

Joan Villora dijo...

¡Cómo se complicaba la vida!, con lo difícil que es contar algo con la boca llena de magdalenas.

Ruth dijo...

Je, je... Muy bueno, sí señor. Yo soy de las que sueña, pero luego no lo cuento, me lo guardo para mí porque me encantan esas pequeñas historias. Algunas han salido de mí en formato papel.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Yo conocí a alguien que le sucedía todo lo contrario, podía soñar con lo que quisiera. Incluso a de soñar que despierta.
Un saludo

Maria Coca dijo...

Si es que cuando no tenemos algo lo buscamos desesperadamente hasta encontrarlo!!

Feliz año nuevo.