domingo, 12 de julio de 2009

El gato 02

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

7 comentarios:

Belén dijo...

la verdad es que es curioso, como cuando eres pequeño puedes ser tan curel...

yo cortaba las colas a las lagartijas para ver como se movian despues... ay

besicos

Edurne dijo...

Y leyendo esta segunda entrega gatuna, me he puesto a pensar que tanta exactitud en los gestos de estos cirujanos infantiles han tenido que ser experimentados en primera persona, o escuchados muy directamente por el autor... puede ser eso cierto?
Y es que te he imaginado de operador improvisado en tu más tierna infancia....
Ozú, qué miedo, chavó!
Jajajajaja!

Seguiremos, te seguiremos, con la sensibilidad a flor de piel y hecha polvo, pero, te seguiremos en esta nueva aventura!

Abrazoskis!

Bea dijo...

Menuda historia gore. Lo peor es que no pude dejar de leerlo hasta el final.

Una ET en Euskadi dijo...

Y la que lo lee ¿Qué es? Bueno, la que la medio lee; francamente me saltié los detalles....vale, digamos que lo leí de a dos renglones y solo leí entero el último párrafo¿Está bien?
Quedé con la misma cara de Berzán

EN VITORIA SE ESCUCHA, SE HUELE Y SE PALPA EL JAZZ...¡Qué bueno!

introspectivas dijo...

Nunca me han gustado los gatos, pero después de tu nueva historia me estoy replanteando las fobias/filias... Ugh!...
Los niños son/fuimos crueles... Yo partía lombrices en dos para ver como corrían las dos mitades en sentido opuesto, y le quitaba las alas a las moscas para "domarlas", o las clavaba en un alfiler, luego lo ponía en un corcho de vino y al aletear conseguía "bailarinas"... También hacía burradas con grillos y saltamontes, babosas, caracoles... Y ahora todo eso me da ASCO :-S

Juanjo Merapalabra dijo...

Con lo que le gusta a los adolescentes la sangre imagino que esto les encantaría. Ahora, no sé que opinarían los padres. Por cierto Enrique, tus lectores tienen (o tenemos) un historial sádico con animales que ya le gustaría a un psiquiatra con pastillitas de colores en los bolsillos :))

Anónimo dijo...

la verdad que lo que escribis es una porqueria... me gusta la sangre de pequeña me abre mandado alguna que otra pero como jugar con los animales que nada nos hacen?? sacrifica a una persona que lo merezca.. yo si te tendria te operaria como en la pelicula "bajo anestecia" pero te haria sufrir mas.. bien merecido que te lo tenes!!!