viernes, 19 de junio de 2009

Pacto de sangre 25

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

8 comentarios:

Javier dijo...

¿Quieres conseguir 50 euros al mes con tu blog con enlaces de texto sin necesidad de clics? Dímelo.

Un saludo. Javier

Alice dijo...

Eso, ¿y Malena? que nos enganchas a la historia y ahora te sales con estas... ayysss, Enriqueeee...

eva-la-zarzamora dijo...

Cômo eres... Sin comentarios!!!
Eso digo yo ¿y Malena? Sniff!

Un abrazo.

Tiburcio Samsa dijo...

Me ha encantado este ejercicio de deconstrucción.

Luis Recuenco dijo...

El gran dilema: ¿Lo dejo o lo termino? Ante la duda yo siempre desisto, bastantes relatos hay por fortuna que no te permiten el más leve titubeo.

Un abrazo.

Edurne dijo...

Esto ha sido una lección, con todo lo que tiene de autoreflexión y autobiográfico, pero una lección.
Y eso que leído a estas horas, una ya tiene las neuronas que le quedan vivas en franca retirada...

Vamos a por la siguiente entrada!
Ánimo, maestro!

Mixto con Huevo dijo...

Joder, Enrique, que al final me has enganchado!

Me explico: seguía las andanzas de Malena con interés por ser "tuya", aunque reconozco que el género juvenil no sea lo mío. De repente el quiebro de la deconstrucción me hace abrir los ojos así de grandes, porque la novela toma un cariz mucho más interesante. Y entonces vas y sacas un cadáver del armario (metáfora apropiada donde las haya) convirtiéndome en tu fiel seguidora. Mucho más fiel, sin duda, que el fantasma ése.

Sigue, que te espero.
Un beso grande por todo lo que tú ya sabes.

bizarro con interrupciones dijo...

Bueno, como llego tarde a todo, espero que esto por lo menos siga.

Estoy intrigado tanto en la conclusión deconstruida como en la construida.

A mi lo que me tentó de esta novela desde el primer momento era que sabía que era una busqueda, y creo que de todos modos esa busqueda terminará y de hecho es que le adivino mil formas y posibilidades de acabarla.

Voy a ver cuál le has escogido tú esta vez.