jueves, 2 de abril de 2009

Pacto de sangre 02

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

6 comentarios:

Edurne dijo...

Vaya, te da que pensar todo esto que estás escribiendo...
Sigue, sigue, que promete la cosa. Promete y mucho!
Un abrazo!

Bea dijo...

¡Bravo! Esto va cogiendo cuerpo. Me gusta mucho. Más, más. Besitos

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Malena. Con ese nombre de tango, estaba predestinada a tener vocaciôn de muerta.
Me gustô el final, "La desgracia es vivir sin ganas..." que me recordô el libro de E. Alberto, "Esther en ninguna parte" cuando Maruja le dice a Lino : "Para algunos, Lino, lo peor de la vida es que no se acaba nunca…"-
El pasaje del cura de Urgencias también tiene su punto.
Està de muerte!
abrazos y saludos

Carmen dijo...

Acabo de descubrir tu nueva novela, y si quieres que te diga la verdad, me he enganchado con el tono, tan cercano, tan envolvente, Si continuas así, me puedes contar lo que quieras,da igual. Yo ya me declaro admiradora incondicional.
Felicidades.

IDO® dijo...

Dos apuntes: 1. siempre he pensado que hay que tener mucho valor para suicidarse, a pesar de que la gente crea que es de cobardes, y lo pienso como psicóloga y como individua rasa, sin profesión. 2. ¿Qué coño pinta siempre un páter o una máter en un hospital si no los pides?. Ahora encadeno la anécdota:
Hace un mes operaron a mi padre en un hospital privado, supuestamente aconfesional, pero al entrar a la habitación lo primero que vimos fue una estampita de no sé qué Santo y un horario con las misas de la semana, las visitas de los susodichos y los teléfonos de contacto. Una vez operado mi padre, reposando tras la siesta, aparece el páter en la habitación, sin que nadie hubiera reclamado sus servicios, armado con más estanpitas, un rosario, un misal de bolsillo y el mismo discurso de siempre (no lo han cambiado desde que yo iba al colegio). Y entonces pensé: ¿qué hubiera pasado si el recién operado hubiera sido mi marido, musulmán?.
Con esto quiero decir que me parece una falta de respeto lo que ocurre en este país, donde te meten la religión por los ojos, sin ni siquiera pararse a pensar en la posible existencia de otras.
¿Cuándo va a resignarse la religión católica a abandonar el trono?... Brr...
PERDÓN POR USAR EL TEXTO COMO PRETEXTO, pero me has recordado el cabreo de aquel momento, ya que en mi familia no somos exhibicionistas religiosos y cada quien es o practica lo que considera, o no, en privado :-)

bizarro con interrupciones dijo...

Comprendo y empatizo con el comentario de IDO, pero no me sorprende lo que describe. El negocio es el negocio. "There is no business like death business". En fin, que triste.

Volviendo a lo que nos interesa:

Kike, es precioso. Estoy encantado.

Y me parece una busqueda preciosa. Creo que va a ser de los libros más bonitos que has escrito nunca. Por lo menos, de momento, nos tiene de rodillas.

P.D: Y el halago no es por la mala conciencia :-)