miércoles, 1 de abril de 2009

Pacto de sangre 01

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

9 comentarios:

Bea dijo...

Madre mía, qué historia. Espero que continue proque me he quedado con ganas de saber más de esa recién muerta.

Tiburcio Samsa dijo...

Me ha encantado el inicio: "Supongo que además de muerta yo estaba también dormida..."

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Seguro que la matô una "cardiorreversiôn" fulminante cual rayo descorazonado y no la alitosis del medicucho principiante?

;)

Muy bueno, como siempre.
un abrazo.

Belén dijo...

Es una nueva novela????

Tiene buena pinta!!

Besicos

Ana dijo...

Brutal, Enrique. Este me encantó...aunque siga preocupada por tu insistencia. Besitos

plistarco dijo...

Enriquito, el día que sea la mitad de la mitad de la mitad de bueno que tú, por fin podré descansar de noche. Eres el azote jeeeeeeeeeeeeee beso

Edurne dijo...

A estas horas, hoy, no tengo la cabeza para una letra más, pero me he quedado aquí, y ahora voy a por el número II.
Es decir, me ha enganchado esta Malena, la recién muerta... y dormida!

Raúl dijo...

Acabo de leer las tres entregas que llevas publicadas, pero soy de los que piensan que comentar pasajes de un todo, siempre queda un poco inapropiado; de ahí que me limite a hacerte saber lo interesante que está resultando la historia.

bizarro con interrupciones dijo...

Joder, Enrique, que feliz sorpresa.

Mola mucho. Ahora voy con el siguiente, pero de momento sí que promete, y la verdad es que suena genial como empieza esta historia.

Ya sé que es culpa nuestra, pero acabamos de llegar a Madrid y ya os estamos echando de menos. Un abrazo.