domingo, 1 de marzo de 2009

Tanteos con la muerte (03)

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

8 comentarios:

Bea dijo...

Tremendo. Morir ardiendo tiene que ser una de las peores muertes.

Carmen dijo...

Qué desesperada tiene que estar para morir así. Da mucha penita pero me ha gustado.

Edurne dijo...

UF, QUÉ FUERTE! y COMPLETAMENTE CONSCIENTE DE LO QUE SE HACE, Y CON EL BENEPLÁCITO DE TODOS LOS DEMÁS, HIJOS, FAMILIARES, AMIGOS, VECINOS...
Puro egoísmo!
Perdón por la letra mayúscula, pero no la borro, estoy un poco vaguita... jejejeje!

Belén dijo...

Una amiga mía estuvo en La India hace unos años... se sorprendió de los ritos funerarios que había ahí, pero los indios flipaban con eso de enterrar a los muertos... cada cosa fuera de su contexto parece una salvajada...

Besicos

Raúl dijo...

Sobrecocodera, la noticia. Bien contada, pero que muy bien contada, Enrique.
En cuanto al enlace de mi blog al tuyo, no sólo no me importa, sino que me llena de orgullo.
Un saludo.

Ana dijo...

Oye, Enrique, ¿si te tomas una copita de vino y luego me cuentas algo más alegre? así de bien contado, pero un poco más positivo, porque me estás dejando un saborcito de boca últimamente como de vampiresa. Besos

El Viajero Solitario dijo...

Son curiosos (por llamarlos de alguna manera) los rituales mortuorios. Dicen que no hay nada comparable como pasar un Día de los Muertos en México.

Tu segundo tanteo con la muerte me ha parecido buenísimo. Vamos, que me ha dejado muerto.

Basilio dijo...

Sí señor, muy bien contada esta muestra de barbarie absoluta. Un pueblo puede tener su cultura, compleja y rica, y tener también repugnantes, vergonzosas y despreciables componentes bárbaras: por ejemplo lo que nos cuenta Enrique, una muestra del desprecio a las mujeres, y del desprecio absoluto por las ancianas. Es nuestro deber respetar otras culturas, pero nunca la barbarie. Ni la ajena, ni la propia, esa que todos llevamos dentro.