jueves, 8 de enero de 2009

Solidaridad caníbal

Descubro en una web especializada, la respuesta a la pregunta que llevaba años haciéndome, y que nunca nadie supo responderme con precisión hasta la fecha:
¿A cuántos caníbales podría alimentar mi cuerpo?
Y la respuesta categórica es doce. Ni más ni menos. Doce caníbales hambrientos que me estarían a partir de entonces muy agradecidos. Eso me ha convencido de que ando con un poco de sobrecarga. Si entras para informarte y resolver tus dudas, has de saber que la página web te preguntará por tu peso, tu edad, tu altura, la cantidad de ejercicio que haces, y si tu dieta es vegetariana o no. Una cosa seria y científica, vaya.
Así pues mi cuerpo habría podido servir de banquete a los apóstoles en la última cena. Tendría que dejar a Cristo en ayunas, eso sí, pero a fin de cuentas él ya estaba muerto cuando se sentaron a cenar, y además dicen las Escrituras que alimentó a sus apóstoles con su cuerpo y su sangre a través de un truco de magia. Por eso su cuerpo no ha sido hallado nunca. Conclusión: Cristo debió de ser como yo, con algunos kilos de más, y no famélico como lo pintan en las estampitas. O eso, o no visitó esta web donde le habrían informado de que con su cuerpo flaco, como mucho le daba para alimentar a seis apóstoles desganados.
Yo me voy más tranquilo hoy a la cama sabiendo que, en caso de necesidad, podré ayudar a doce hambrientos. Hay que ser solidarios. Soy una fonda con patas, y a partir de ahora llevaré en mis bolsillos sal y pimienta para que el guiso salga sabroso. Nunca se sabe lo que nos depara el destino.

8 comentarios:

Bea dijo...

Si se comieron el cuerpo de Cristo no cabe duda de que eran caníbales-vampiros, porque eso de beberse la sangre de Cristo también tiene tela.
Muy bueno ese enlace de página.
DIOS no existe.

Mita dijo...

No pienso visitar esa página.
¿Dónde hay caníbales todavía? No vayas, eres un plato suculento!
"Amaos los unos a los otros como yo os he amado" Una entrega que no está mal.:)
Dijo Jesús a Lázaro: "Lázaro, ven acá pacá"

Kuss

Edurne dijo...

Yo todavía estoy impresionada con lo de dejarse comer por otros desde que te leí anoche, pero ahora, de mañanita y antes de ir a que me "coman" los locos de mi clase... he elaborado una teoría que tengo que matizarla algo más... Cuando me aclare, si es que me aclaro, la comentaré.
Creo que a mí también se me ha empezado a ir la olla, jejejeje!
Bueno, de momento, mejor nos seguimos cebando, como los cerditos, antes de que llegue nuestro San Martín!
Amén!
Besos!

Raúl dijo...

¿Se tiene en cuenta la guarnición?.

David Condés dijo...

18, querido Enrique, alimentaría a 18 caníbales. Eso dice la Web especializada...

Arcángel Mirón dijo...

Me salió que alimentaría a diez.
Es bueno saber que puedo contribuir a reducir el hambre del mundo.

La Maga dijo...

A mí me ha salido que mi cuerpecito alimentaría a diez caníbales. Vaya páginas webs que descubres. Son tan gores como la iglesia católica.

Arena en la Mirada dijo...

Yo sólo puedo añadir lo sigiente: juasjuasjuasjuasjuasjuasjuas ¡Buenísimo lo del truco de magia! :-D