jueves, 16 de octubre de 2008

Lidia38

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

8 comentarios:

Edurne dijo...

Ay, qué penita me ha dado este capítulo! A ver si hay suerte y se van acercando más al final feliz!

Diego Flannery dijo...

"Sin bebé no había futuro...", que dolor y cuanta sinrazón los acompaña.Que triste...
A tomar más responsabilidades Lidia...parece que serás las guía de este grupo.

Arcángel Mirón dijo...

Siempre hay personas que están peor que uno. Y eso no sé si es reconfortante o alarmante, porque es como saber que por muy mal que estemos, podemos descender más.

Maria Coca dijo...

Qué pena... Cuánto dolor en esta novela...

Una ET en Euskadi dijo...

Si,mucho dolor, habrá que recompensarlos de alguna manera, digo...¿Habrá alguna posibilidad de que, al menos, el aitá no pierda el brazo?

Magia de mujer dijo...

Cuando uno piensa que ya no puede haber algo peor se da cuenta que puedes ver más "la inocencia estrangulada", muy triste verdaderamente; pobre Lidia :( y al mismo tiempo nos muestras el otro extremo, Héctor y la madre de Lidia cerca :) Todo dentro de un mismo mundo del cual formamos parte. Este capítulo me dejó esperanzada.

moderato_Dos_josef dijo...

Ufff ayer me quedé sin Internet y no pude entrar, me pongo al día en seguida. Saludos!

Haldar dijo...

Que tristeza...