martes, 23 de septiembre de 2008

Lidia20

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Prima duces iunetis uidit consistere castris tellus, quam uolucer Genusus, quam mollior Hapsus circumeunt ripis. Hapso gestare carinas causa palus, leni quam fallens egerit unda; at Genusum nune sole niues nunc imbre solutae praecipitant; neuter longo se gurgite lassat, sed minimum terrae uicino litore nouit.

9 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Bien! Noticias favorables. Rumbo a la costa. A ver qué ocurre ahora. Mientras no tengan dolor de muelas como yo. uf. Sigo.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Al menos ya sebemos algo de la madre, es de esperar que no tome un barco y que los espere en la costa....o quizas que lo tome asi nos mantemos leyendo....me encata la novela.
Un beso

Juanjo Merapalabra dijo...

Uys, eso del mar, del barco, de buscar a mamá, me ha recordado a Marco. ¿Esta no será de llorá como la serie de dibujitos no?

Jejejeje, es broma, sigo aquí enganchado hasta donde decidas llevarnos.

Edurne dijo...

Bien, ya imaginaba yo que la madre era enfermera o algo parecido...
Pues hablando de enfermeras, fíjate si sigo la novela que acabo de llegar del hospital de pasar la noche con mi padre, al que operaron ayer, y me he puesto con el capitulito diario de las aventuras y desventuras de Lidia antes de tumbarme en el sofá un rato...
A ver si el cambio de rumbo les viene bien anuestro sprotas y pinta más seguro y alegre para ellos! Porque... lo mismo vas y nos matas a la madre así, en un arrebato!

La Maga dijo...

¡HURRAAAAAAAAAAAA! Primeras noticias de la madre.

Arcángel Mirón dijo...

Enrique, este capítulo me quedó cortísimo. Ya quiero leer el de mañana.

Diego Flannery dijo...

Buenas noticias, para seguir con mucha fé. Te cuento Enrique, que en la Provincia de Santa Fé, aquí en Argentina hay una familia de apellido Cabaima, son de origen Italiano, de la localidad de Cremona. Curiosidades de los nombres que elegiste.
Abrazo.
Diego

Diego Flannery dijo...

Y más curiosidades de los nombres que elegiste para el viaje de nuestros tres héroes...Bajamar, aparecida en 1894, fue la última novela que Robert Stevenson publicó en vida, pues en el mes de diciembre de ese mismo año el autor de La isla del Tesoro moría en Apia, capital de Samoa, a los cuarenta y cuatro años, al final de una larga y penosa enfermedad. El relato comienza con el encuentro en una playa de Papeete, capital de Tahití, de tres náufragos del destino, tres personajes heterogéneos, dignos representantes de otros tantos tipos sociales, a los que sólo une su situación desesperada: Herrick, licenciado por la universidad de Oxford, Davis, capitán de la marina mercante en paro, y Huish, un anodino empleado londinense. Todos ellos han sido desterrados de su patria por diferentes motivos y se encuentran lejos de ella, en el último peldaño de la degradación y el abandono, cuando un rayo de luz viene a iluminar su negro futuro: la compañía de la goleta Farallone busca tripulación para transportar un cargamento de champán a Sidney. Durante el viaje irá saliendo a la luz el verdadero carácter, e incluso identidad, de los tres expatriados, y la travesía tomará un imprevisto derrotero...¿cuál será el derrotero de nuestros tres protagonistas en esta porpuesta tuya Enrique?...no nos olvidemos de Ringo.
Abrazo
Diego

Magia de mujer dijo...

Bravo!!!!!!!!! que buenas noticias lo de la madre :) Intentando aventurarme en las posibilidades de lo que escribes me imagino que ahora la montas en el barco y la mandas pa'l fin del mundo jajaja y ya veo a los hijos, el padre y el pobre perro navegando jiji. De cualquier manera lo que sea que venga estará interesante supongo. Saludos!