jueves, 4 de septiembre de 2008

Lidia04

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

17 comentarios:

juanjo dijo...

Me da miedo decir que parece que llega la calma, porque seguro que volverá a pasar algo antes de que puedan respirar aire de verdad. En este post he visto a Lidia más adolescentes que en los otros. Quizás porque le dio tiempo a pensar y recordar,no sé.

The sea, the sky, the dust dijo...

un relato claustrofóbico. Te metes dentro, estás en el fuego...

moderato_Dos_josef dijo...

Excelente capítulo Enrique! mantienes la tensión en todo momento y además creo que voy penetrando en el mundo y ambiente de tu novela. Te sigo!

Belén dijo...

Eh, este fin de semana te leo entero je je je... que me estoy perdiendo los capítulos, pero estoyliada de curro!

Besicos

Edurne dijo...

Ufff, menos mal! Que ya me estaba reventando a toser yo también!
Ya era hora! Ya era hora de que los sacaras de ese infierno (y nunca mejor dicho).
Segundo capítulo, final de la primera angustia...
Pues ahora a ver si nos los colocas un poco bien por ahí, en alguna praderilla que esté casi intacta...
Seguimos, te seguimos, seguimos a Lidia, a Carlos y a su padre!

Arcángel Mirón dijo...

Luego de todo esto que viene pasando, cualquier benevolencia parecerá el paraíso.

Pobre Lidia.

David Condés dijo...

Hasta ahora me ha resultado muy angustioso: algo me empujaba a querer (como alguien ha dicho) sacar a Lidia de ahí ¡por el amor de Chéjov! ¡Es sólo una adolescente! Resulta muy visual; pero, además, exsite algo así como un mapa que se da por conocido (eso me gusta), que es el de la orografía del lugar. Uno tiende con rapidez a dibujar la posición de Cerro Bermejo, la cñada de los pastores, el puente, etc. me pregunto, como curiosidad cúanto se parece esto (si le quitamos las ratas, el fuego y esos detallitos minúsculos) al lugar donde vives, Enrique.
Enhorabuena. Y ahora respira...

jimena dijo...

Has conseguido meterme dentro de la pesadilla, menos mal que soy optimista y me estoy sacudiendo las brasas esperando tus palabras. Un beso

Maria Coca dijo...

Sigo manteniendo la respiración...

Una ET en Euskadi dijo...

¡Ay chico! Había leido la entrada del lunes y ahora me encuentro con estas 3 entradas seguidas. La de ayer fue especialmente agobiante, ¡Qué nudo en el estómago tengo! Veníamos de "Camilo el cachondo" y ahora nos encontramos con este registro ¡Qué dificil debe ser continuar con una historia de una adolescente mas o menos normalita! Es que Lidia no podrá ser de ninguna manera una adolescente normalita después de semejante experiencia

Magia de mujer dijo...

Qué manera tan intensa de sobrevivir a la adolescencia!!! y eso que apenas es el comienzo :( gracias por el respiro que nos diste en la historia; aunque supongo que ahora es que falta emoción, sobreviviremos también jajaja aunque a veces haya sentido que me quemaba y ahogaba yo :) Saludos!

Anónimo dijo...

No sé si podré esperar hasta el lunes para leer más, o tendré que ir a casa de alguien a gorronear internet.

Inmejorable el comienzo de la novela.

Carmen Cuevas

Revangel dijo...

Estoy con Juanjo. En los anteriores capítulos la voz de Lidia sonaba un pelín infantil para ser una quinceañera. Se agradece el respiro que nos das después de tanta velocidad y tanto fuego.
Te sigo.

Bea dijo...

Un respiro. Al fin. Qué complicada es la adolescencia de Lidia con granos de llagas.

Haldar dijo...

El personaje de Carlos y su relacion con Lidia ha hecho que se me salgan las lagrimas....

Mi vida en 20 kg. dijo...

Un pequeño alivio....

Anónimo dijo...

hola!!!!
soy karen del ies guadarrama he leido ya los capitulos 1,2,3 y parte del 4 son muy tristes nos muestran la realidad de las cosas...
me esta gustando mocho ya me lo quiero terminar de leer...
asta el proximo viernes.