jueves, 19 de junio de 2008

Fragmentos del subconsciente

El hambre de luz me taladra el páncreas con plomo intermitente. Una luciérnaga etíope parpadea junto a la biblioteca de Babel. Hay un niño que nunca nació que pregunta a todas horas por sus zapatos. La vertical del miedo, desde el patio del colegio hasta el olvido, te inmoviliza los brazos y las piernas cada vez que intentas enamorarte a través de otro espejo del callejón del gato. Los elefantes no solo son contagiosos: también caducan detrás de los semáforos. Un beso de agua te araña la memoria, y nunca sabrás de quién eran las espadas ni los labios. Bajo la escalera, junto al cesto de ropa sucia, se esconde la fotografía en tono sepia del deseo y lo negado. Ya no puedes acordarte de quién de quién ibas a ser, ni de quién fuiste, tantas vidas sin vivir, cuando las palabras todavía no engañaban, no eran escudos de saliva frente al mar. Hubo una vez que fuiste humano, tal vez no fueras tú, pero entonces ¿quién movía los músculos por debajo de tu piel?

13 comentarios:

Bea dijo...

Asi que esto es el tripi de insulina. Hmmm.

Una ET en Euskadi dijo...

Si, este...si, lo entendí el relato ¿Eh? No vayas a pensar que no.Si, lo entendi...este..va de uno que...bueno para que te lo voy a explicar si fuiste vos el que lo escribió ¿noccierto?...Este...bueno...si, igual pregunto, por preguntar nomás ¿Eh?...¿Vos fumaste lo mismo que yo hoy?
YA'TA

Sonia Aldama dijo...

Yo debo estar en un estado permanente de fumada inconsciente :-), porque lo he entendido todo.
Me quedo con estos versos tan bonitos:
Un beso de agua
te araña la memoria,
y nunca sabrás
de quién eran
las espadas ni los labios.

Mi vida en 20 kg. dijo...

Uy, yo tampoco entendi....no sera que en tu paso por estas tierras te llevaste una Shisha (pipa de agua) y luego le pusite alguna cosita....ojo lo lei dos veces...estare limitada a escritos mas simples....buaaaa!!!!!!!ç
Como dicen las parejas, "No eres tu, soy yo" me llego la tontera.

Un beso

Elisa Agudo dijo...

De verdad es la insulina? Pues vaya santa paciencia, super Bea!!!

Jo, y yo que creí que era un desbloqueo liberando sueños... eso no vale, ahora que te iba a hacer caso y darle contenido a mi blog escribiendo lo de "Me ha salido un grano", me muestras que tu desvarío matutino es mucho más lustroso... voy a tener que pensar en algo mejor... ;-P

Este finde lo intento, si me das permiso para un mini-plagio creativo (con todos los honores al homenajeado).

Besitos,
E

Una ET en Euskadi dijo...

¡No!,¡Ojo! ¡Qué yo el relato lo entendí ¿Eh?....si...ossea...que va de un perrito al que le sacan una foto...¿Noccierto?

Haldar dijo...

Me recordo a lo del Cadaver Exquisito. Me gusto y mas eso de:

Los elefantes no solo son contagiosos: tambien caducan detras de los semaforos.

Abrazos.

Edurne dijo...

Ya me parecía a mí que los elefantes tenían efectos secundarios, porque un día me tomé una pastilla con sabor a elefante africano y zas...! me desapareció un colmillo así como por arte de birlibirloque!
Ahora ya lo veo todo más claro, menos mal que los semáforos nos aclaran las dudas del incons--- y el subcons---ciente!

Arcángel Mirón dijo...

¿Por eso el bicho de la foto está terriblemente triste?

Magia de mujer dijo...

Me encantó, para mi resultó como un film en blanco y negro que transcurre con un fondo musical de Wim Mertens (struggle for pleasure) sin parlamentos.
La parte preferida: "Bajo la escalera, jnto al cesto de la ropa sucia, se esconde la fotografía en tono sepia del deseo y lo negado"

Saludos! :)

Una ET en Euskadi dijo...

Una cosita que te quería preguntar...este...ossea...que el perro esté esnifando hierba ¿Tiene algo que ver?...ossea...

Diego Flannery dijo...

El perro?...claro está!!!..."hubo una vez que fuiste humano". Es el príncipe da la leyenda que se transformó en lo más noble y espera su tiempo para recuperar el Reino de la Lealtad, hoy retenido por los últimos humanos, depués de 300 dinastías de terror.Tantas muertes vendrán para que tantas vidas te queden por vivir.
Muy bueno Maestro.

elita dijo...

No creo que haga falta entender lo que has escrito, me parece preciosa la música que hay escondida tras tus palabras.
La foto del perrín es de lo más tierna.