sábado, 26 de enero de 2008

El fantasma de Moscardó

Este es un texto falso que sustituye al que había antes, para evitar su copia.
Percuntia tempora fati conqueror, in uentos inpendo uota fretumque; ne retine dubium cupientis ire per acquor; si bene nota mihi est, ad Caesaris arma iuuentus naufragio uenisse uolet. lam uoce doloris utendum est: non ex acquo diuisimus orbem; Epirum Caesarque tenet totusque senatus, Ausoniam tu solus habes». His terque quaterque uocibus excitum postquam cessare uidebat, dum se desse deis ac non sibi numina credit, sponte per incautas audet temptare latebras quod iussi timucre fretum, temeraria prono expertus cessisse deo, fluctusque ucrendos classibus exigua sperat superare carina.

3 comentarios:

Ruth dijo...

Qué gozada. Cuántos sabes y qué bien escribes.
Me pasaré por aquí más a menudo. Saludos.

Emilio dijo...

Me imagino a Moscardó hoy en día y no lanzo la pistola lanzo la metralleta. Sabiendo que el euribor esta más alto que las torres nuevas de la ciudad deportiva del Madrid, y que los hijos no se van hasta los 45 años me parece que no se libra ni la beca de erasmus que dices... jejejje
Emilio

BIBLOS dijo...

¡Qué no será capaz de inspirar una ciudad como Toledo! ¿Verdad, bolo? Ciudad para ser recordada, recreada, poetizada..., amada, más que para ser vivida.